Day Of The Gusano available on October 20th

Slipknot: “Necesitábamos tiempo para llorar”

Slipknot2014

La revista DIY tuvo el privilegio de tener una larga y profunda entrevista con Corey Taylor, misma dónde la conversación giró en torno a lo que fue, es, y será de Slipknot sin Paul Gray. El vocalista dejó en claro que Paul era quién mantenía a esta banda unida, y cuatro años después de su fallecimiento, es inevitable relacionarlo con la inexplicable salida/expulsión de Joey Jordison. Ahora, el rompecabezas intentará seguir adelante sin dos piezas fundamentales.

Corey Taylor reveló que, por un momento, la banda no tenía futuro:
“Hubo un momento en que no había garantía de que nosotros íbamos a seguir. No porque no queríamos hacerlo, sino porque no estábamos seguros de lo que significaría sin Paul. Él era el latido del corazón de esta banda, y en muchos sentidos fue el gel que mantuvo a esta banda junta. Todos somos tan diferentes, de muchas formas diferentes, y no sólo en gustos musicales sino como personas. La música es una de las razones por las que seguimos juntos y estamos tan fuertes como estamos, y Paul era una gran parte de eso. Él era la única cosa que todos teníamos en común cuando vinimos por primera vez. Para nosotros se trata de descubrir lo que será sin él.”

El tiempo para llorar, Corey habló sobre cómo fue el comienzo de su regreso:
“Creo que fue importante en dos niveles. Uno, que necesitábamos tiempo para llorar y para crear un poco de paz con el hecho de lo que había sucedido y lo que ahora es. Básicamente todos estábamos tratando nuestras propias batallas internas, y mucho de esto está en el álbum. De algún modo nosotros sólo necesitábamos tiempo para recuperarnos, y por otra parte, nunca hemos hecho algo que no queramos hacer, así que las cosas externas podrían haberse sentido como un “Tienes que salir y hacer algo”, pero nunca nos hemos sentido así. Nosotros siempre hemos escrito nuestro propio destino y cambiado nuestra propia nave de un montón de formas. Sabíamos que no íbamos a ser empujados, ya sea positiva o negativamente, para hacer algo que no sentíamos que era el momento de hacer. En el mismo punto, no sabíamos lo qué historia queríamos contar. Al tomarnos ese tiempo, permitimos que nosotros mismos consiguiéramos una forma natural hasta el punto donde queríamos ir y hacer que esta música sea realmente importante, y no sólo para la salud de la música, sino también para la salud de la banda.”

Volver al estudio, una experiencia muy diferente para la banda:
“Creo que fue justo decir “simplemente hagámoslo. Entremos y a ver qué pasa.” Teníamos un montón de demos flotando a nuestro alrededor que eran realmente buenos, muy oscuros pero con mucho potencial. Creo que puedes prepararte todo lo que quieras, pero hasta que llegues ahí nunca sabrás lo que va a pasar. Más bien fue; vamos a entrar, volvamos a conectar y vamos a ver qué pasa. Vamos a ser el uno para el otro.”

“En muchos sentidos fue lo mejor que pudimos hacer porque nos encontramos hablando cada vez más sobre todo lo que habíamos pasado. Todos tratan lo que han pasado de manera diferente, y nunca habíamos hablado, aún a pesar de que ya habíamos estado de gira. Parecía como si siempre hubiéramos estado en un modo de actuación. Esto realmente nos permitió un tiempo a solas, el tiempo personas para poder hablar de lo que todos pasábamos hasta ese día. Todos terminamos en mi casa el día en que perdimos a Paul, y fue un día muy pesado. Era la primera vez que nos veíamos en mucho tiempo, y era para esa razón… Ninguno de nosotros hablaba, no era más que un montón de emociones, así que para nosotros sentarse en la misma habitación de nuevo para hablar de las cosas que habíamos pasado, y las cosas que se habían aferrado a nosotros. Nosotros en realidad nunca habíamos hecho la paz, y fue muy, muy saludable.”

¿Cómo lidió una banda tan feroz con la expresión de tales sentimientos? Taylor explica:
“Siempre está ese peligro. A medida que envejeces la intensidad con la que te acercas a la música cambia. Pero con este álbum no era realmente ese desafío porque nunca hemos celebrado eso a cambio, siempre hemos tratado de ir por encima y más allá. Así que para nosotros estábamos a punto de asegurarnos de que el objetivo de la canción… De cualquier canción que trabajamos, transmitiera esa emoción.”

Y finalmente, “.5: The Gray Chapter”:
“Sin que el álbum sea conceptual en sí, es realmente la historia de los últimos cuatro años para nosotros. Si se trata de una canción como “Goodbye”, es realmente todo el día en que estuvimos sentados en mi casa cuando perdimos a Paul, y la tristeza profunda que entra en ella. Hay canciones sobre Paul, que son la celebración de su espíritu, hay canciones sobre la ira que todos sentimos, y no sólo por la pérdida de Paul, sino también para nosotros mismos; acerca de la culpa de “¿Hubo alguna otra cosa que pude haber hecho?” Manteniendo noches en vela pensando ese tipo de cosas. Cada canción fue una pieza del rompecabezas y una historia que contar, y se trataba de asegurarse de canalizarlo, no filtrar nada y asegurarse de que era exactamente el tipo de golpe emocional que queríamos expresar.”

Los comentarios están cerrados.